La artista Àngels Ribé y el galerista Fernando Pinós recibirán el homenaje de los Premios GAC 2019

La ceremonia de entrega de los premios se celebrará el martes 5 de junio en el CCCB y en el MACBA

Barcelona, 8 de abril del 2019 – Los Premios GAC – XII Noche del Galerismo, se entregarán el próximo 5 de junio en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) seguidos de una fiesta en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) que rendirán un doble homenaje: el Premio Honorífico – Fundación Banco Sabadell a la trayectoria artística a Àngels Ribé, y el Premio Honorífico - Fundación Banco Sabadell a la trayectoria como galerista a Fernando Pinós.

Los premios honoríficos se otorgan a un artista consagrado con una trayectoria profesional destacable que haya repercutido de forma positiva en el galerismo catalán y a una galería de arte catalana fundada con anterioridad a 1980 con una trayectoria consolidada y relevante.

Para Mònica Ramon, presidenta del comité organizador de los Premios GAC, los premiados honoríficos de este año “son el testimonio de dos grandes trayectorias a las que queremos dar reconocimiento. Àngels Ribé, está considerada una de las artistas más significativas de las prácticas conceptuales en Cataluña y Fernando Pinós, es un apasionado del arte que, con esfuerzo y mucha dedicación, ha hecho una loable carrera como galerista. Hoy está considerado uno de los mejores expertos en el ‘modernismo’, hasta el punto de culminar un sueño: crear el Museo del Modernismo de Barcelona en el 2010”.

Mónica Ramon ha sido nombrada recientemente presidenta del Gremio de Galerias de Arte de Cataluña en substitución de Gabriel Pinós.

Àngels Ribé (Barcelona, 1943) pertenece a una generación de artistas que iniciaron su trayectoria a las postrimerías de los años sesenta, momento de profundos cambios políticos y sociales que repercuten directamente en la manera de concebir la práctica artística. La obra de arte abandona la categoría de ente estético autónomo que había ostentado durante la modernidad, para abrirse a un proceso de desmaterialización y socialización que propicia nuevas relaciones con el espectador, la institución artística y el mercado.

El año 1967 Àngels Ribé, asfixiada por el ambiente opresivo de la Barcelona de la época, se traslada a París para estudiar Sociología. Allí participa en los movimientos del ‘Mayo del 68’ y, poco después, comienza a trabajar en el taller del escultor Piotr Kowalski. Su vocación artística ya estaba bien clara. En 1969 presenta públicamente su primera instalación, Laberint: un laberinto circular de plástico amarillo transparente, que convertía el espacio expositivo en un escenario fluido de recorridos improvisados por los espectadores.

En la década de los setenta, Ribé se traslada a los Estados Unidos (Chicago y Nueva York) dónde entra en contacto con una serie de espacios artísticos alternativos que se hacían eco de la actividad emergente del momento. Ribé ejecuta performances e instalaciones de carácter efímero que documenta poéticamente mediante la fotografía. Su cuerpo se convierte en el principal articulador de acciones extremadamente meditadas en las cuales los elementos y procesos de la naturaleza adquieren un papel central.

En la década de los ochenta, Ribé vuelve a España y recupera el interés por el carácter objetual del arte y por su materialización escultórica. Trabaja primero con hierro y –a partir del 2000– con neones que la conectan de nuevo con la incorporeidad de la luz y del espacio.

Fernando Pinós (Barcelona, 1947) realizó sus estudios en la Escuela Industrial de Barcelona, donde se especializó en ingeniería técnica. No obstante, su pasión por el arte hizo que se dedicara al galerismo.

Inició su vida profesional a los 23 años como joven anticuario, en Art Nouveau, un espacio de la calle Aragón muy cerca del mercado de los Encants dedicado a la compra y venta de pinturas y esculturas antiguas. Poco a poco, se fue posicionando en el mercado nacional especializándose en el modernismo catalán.

Posteriormente, se trasladó a la calle Consejo de Ciento, 331; una de las calles más emblemáticas y representativas de las galerías de arte dónde estaban ubicados los hermanos Gaspar, René Metras, Salvador Riera con Dau al Set o las hermanas Furriol de la galería Eude, entre otras. A su lado, numerosas galerías de arte fueron abriendo sus espacios, originando así un núcleo muy atractivo de iniciativa privada único en Europa.

Con el cambio de ubicación, Pinós aprovecha para bautizar la nueva galería de arte con el nombre de Gothsland “tierra de godos” (nombre primitivo de Cataluña), denominación que los francos germánicos otorgaron a Cataluña en la época carolingia. Una denominación histórica que en palabras del mismo Pinós “nos ha dado suerte”.

La exposición inaugural, dedicada exclusivamente al modernismo catalán, tuvo lugar en 1978. Se exhibieron obras de ebanistería, pintura, escultura y diferentes aplicaciones de las artes decorativas.

A partir de esa exposición se fueron alternando colectivas monográficas dedicadas a los grandes maestros y se fueron ampliando hacia las vanguardias históricas. Empezaron a experimentar maridajes entre las obras de Antoni Gaudí, Ramon Casas, Joan Busquets o Josep Llimona con las de Joan Miró, Pablo R. Picasso o Salvador Dalí.

Con una acreditada carrera en la preservación y conservación del arte, y fruto de una desmesurada pasión hacia el modernismo, en 2010 Fernando Pinós decide crear el Museo del Modernismo de Barcelona. Y lo hace en un edificio diseñado por el arquitecto Enric Sagnier en 1903, situado en el céntrico barrio de la Eixample barcelonés. Con la creación de este museo se llenaba así el gran vacío que tenía la ciudad, por falta de una entidad que aglutinara de forma explícita todo aquel legado universal que significó en las primeras décadas del siglo XX la capital catalana.

 

Los premios honoríficos GAC de les ediciones anteriores

Los artistas que anteriormente han recibido el galardón honorífico de los GAC son: Frederic Amat (2018), Perejaume (2017), Sean Scully (2016), Susana Solano (2015), Alfons Borrell (2014), Antoni Muntadas (2013), Richard Hamilton (2012), Jaume Plensa (2011) i Antoni Tàpies (2010). 

Los galeristas que han recibido el galardón honorífico -constituido hace cuatro años- son: Alejandro Sales (2018), Mariana Draper (2017) i Francesc Mestre (2016).

 

Sobre los Premios GAC – XII Noche del Galerismo

Los Premios GAC se otorgan a personas o entidades que han destacado por su aportación al mundo del arte y el galerismo en Cataluña y que, en esta tarea, han contribuido a su proyección internacional. Después de 11 ediciones, se han convertido en los galardones de más prestigio del ámbito del arte de nuestro país.

Se trata de una iniciativa del Gremio de Galerías de Arte de Cataluña y de la Asociación Art Barcelona, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya y la Diputación de Barcelona.

Categorías de los Premios GAC:

  • Premio al artista consolidado por la mejor exposición en galería

  • Premio DKV al artista emergente por la mejor exposición en galería

  • Premio al coleccionismo

  • Premio al comisariado

  • Premio a la crítica

  • Premio a la mejor exposición histórica en galería

  • Premio al medio de comunicación

  • Premio a la mejor programación en galería

Los nombres de los ocho ganadores se harán públicos la noche del miércoles 5 de junio, en una gala de entrega de premios que empezará a las 20:30h en el CCCB y culminará con una fiesta en el Atrio del MACBA.