Una exposición muestra treinta obras de artistas catalanes inspiradas en el imaginario de Guinovart

ACN Agramunt.-La Fundació Espai Guinovart de Agramunt expone treinta obras de artistas de galerías de arte catalanas que participaron en el III Certamen Miró&Art. Como punto común, todas ellas están inspiradas en la obra de Josep Guinovart, en homenaje al Año Guinovart que conmemora el décimo aniversario de la muerte del artista. El dubte del títol ('La duda del título') de Núria Rossell ha sido la obra ganadora del certamen que, de este modo, se ha convertido en la imagen que ilustra la etiqueta de la botella de la edición limitada de Vermut Miró&Art del 2019. Rossell se ha inspirado en los azules de Guinovart y en un grabado del artista que hizo en homenaje a Lorca el cual supo reinterpretar. La exposición se puede visitar hasta el próximo 3 de noviembre.

La exposición reúne treinta obras de diferentes formatos que van desde la acuarela, la pintura o el dibujo hasta la fotografía o la creación digital. En todas ellas se puede ver cómo ha influido la obra de Guinovart a los artistas de veinte galerías catalanas. La directora del Espai Guinovart, Maria Guinovart, ha asegurado que el legado del artista sigue muy vivo y dice que la exposición es uno de los frutos que ahora empiezan a recoger una vez acabada la celebración del Año Guinovart. En el centro de la exposición destaca la obra El dubte del títol, del artista Núria Rossell (AB Galeria d'Art), que ha sido la ganadora del Certamen Miró&Art, organizado por el Gremio de Galerías de Arte de Cataluña (GGAC) y Vermuts Miró. En la obra se pueden ver filas con el abecedario, del cual salen hormigas que se dirigen hasta la letra 'Ó' de Miró. Por lo que respecta al color, el azul toma especial protagonismo. Tenía muy claro que la obra debía tener los azules de Guinovart, son mi debilidad, ha dicho la autora, que se considera una admiradora de Guinovart por la fuerza que desprende su obra, pero también por la tranquilidad que le transmite. El Certamen Miró&Art tiene como objetivo promover artistas jóvenes y, a su vez, destacar a aquellos artistas que ya no están y que forman parte de otra generación. La presidenta del GGAC, Mònica Ramon, ha asegurado que se necesitan más iniciativas como esta, puesto que desde las galerías de arte a veces no se puede hacer toda la fuerza que se querría para promover artistas jóvenes. Por su parte, el gerente de Vermuts Miró, Josep Sentís, ha dicho que la iniciativa es otra manera de mirar el arte y de apostar por la cultura.